Derechos de los extranjeros sobre la propiedad en Rusia

Los derechos de los extranjeros sobre la propiedad en Rusia según la legislación vigente en la Federación de Rusia permite que los extranjeros sean partes en obligaciones y contratos sobre inmuebles.

El extranjero en Rusia

puede adquirir derechos sobre bienes en base a diferentes figuras jurídicas, tales como la herencia, contratos de donación, y, lo que es más corriente, los contratos de compra-venta de apartamentos, pisos, casas, terrenos etc.

Es de señalar que para los extranjeros existen algunas limitaciones sobre su actuación en contratos de derechos reales. Así, por ejemplo, no puede un extranjero adquirir terrenos que se encuentren en los territorios fronterizos.

Antes de viajar, debe el extranjero hacer los trámites necesarios para que sus documentos tengan validez en Rusia. Existen dos opciones. La primera es colocar la apostilla y la segunda consiste en su legalización consular. Para los países miembros de la Convención de la Haya del 5 de octubre de 1961 solo es necesario apostillar sus documentos, lo que simplifica trámites.DERECHOS REALES Y PROPIEDAD INMOBILIARIA DE EXTRANJEROS EN RUSIA

El contrato de compra-venta puede ser concluido en forma sencilla, abreviada, o, si las partes desean darle mayor solidez y garantía, se puede optar por firmar ante notario. En el contrato, además de describir en forma clara las partes del mismo, se hace una especificación muy detallada del objeto del mismo: su ubicación exacta, la información del catastro, sus características técnicas, etc, etc.

Especial atención se debe prestar a las condiciones de pago, a la forma y momento de traspaso del derecho. Igualmente establecer la forma de proceder en caso de circunstancias de fuerza mayor y la posible recesión del contrato.

La divisa a usar para los pagos es el rublo. Las leyes rusas no permiten reflejar la suma del contrato en divisa extranjera. Los contratos de compra-venta de inmuebles deben ser registrados en la oficina estatal de inscripción inmobiliaria. Se sobreentiende que el extranjero deberá presentar sus documentos de identidad traducidos oficialmente al idioma ruso. Lo usual es que los documentos se traduzcan en Rusia, con su obligatoria certificación ante notario.

Si la parte extranjera del acuerdo está casada, deberá presentar el consentimiento de su conyugue, certificado por notario, autorizándole adquirir el inmueble. Una vez aprobada la verificación legal del contrato, la oficina de registro expide el correspondiente certificado de propiedad, que da testimonio de los derechos de uso, posesión y disposición del inmueble.

No está de más

Hacer claridad que los derechos de los extranjeros sobre la propiedad en Rusia deben encuentrarse legalmente en Rusia y poder ser parte de relaciones jurídicas que impliquen inmuebles.

Es obligación de todo extranjero tener su pasaporte valido, la tarjeta migratoria y el registro de estadía temporal, amen de observar las limitaciones migratorias y términos de estadía establecidos para los ciudadanos de diferentes países.